Semillas de Sésamo

Especias de sésamo

De Postre Marketing

Nadie conoce tu restaurante mejor que tú.

Pero nosotros podemos hacer que marques la diferencia.

El sésamo o ajonjolí, son las semillas de una planta (sesamum indicum). Se cultiva desde la antigüedad, originariamente en la India, pero está presente en casi todas las regiones del mundo.

Mezcla de semillas de sésamo

¿Qué son las semillas de Sésamo?

Las semillas de sésamo son pequeñas, de 2 a 3 milímetros de largo y 1,5 milímetros de ancho, pueden ser de color blanco, dorado, marrón o negro y muy oleaginosas.

Merece mención especial su contenido en ácidos grasos poliinsaturados (omega-3 y omega-6), lecitina, que es un emulgente. Por otro lado, son una gran fuente de proteínas de origen vegetal, así como fósforo, magnesio, hierro, calcio, zinc y vitaminas como B1, B3, B6 y ácido fólico. Además, son ricas en fibra, no contienen gluten. Para absorber todos los nutrientes es aconsejable triturarlas parcialmente o masticarlas muy bien.

Por estas propiedades se ha convertido en un “superalimento” y se añaden a un sinfín de recetas en las dietas especiales como las vegetarianas o veganas.

Origen de las Semillas de Sésamo

La semilla de sésamo es uno de los cultivos de semillas oleaginosas más antiguos que se conocen, se cree que es originario de la India (dónde es el símbolo de la inmortalidad). También hay antecedentes de su utilización en la antigua Grecia, se dice que los soldados llevaban una bolsita de supervivencia con ssamon, o era recetado a pacientes por Hipócrates. También se cultivaba en Mesopotamia, India, Egipto, China y Grecia.

En Japón y China es un alimento tradicional por su capacidad para fortalecer el sistema nervioso, mejorar el metabolismo y prevenir diversas enfermedades, entre ellas, la arteriosclerosis y la hipertensión arterial.

El sésamo tiene muchas otras especies, la mayoría silvestres y nativas del África subsahariana.

Usos gastronómicos

Hace unos años eran esas “pepitas del pan de las hamburguesas”, o las que se añadían a algunos dulces. Hoy en día se ha ganado un puesto en la cocina, no sólo como elemento decorativo, sino por su sabor y propiedades. Son unas de las semillas oleaginosas más utilizadas en la cocina y repostería internacional, principalmente en la oriental.

Las semillas se consumen sin tostar o ligeramente tostadas, en este caso se acentúa el sabor que recuerda a las pipas de girasol y son crujientes. Además, tostadas es más fácil asimilar sus nutrientes. Se pueden utilizar en cualquier receta, tanto dulce como salada. Pueden acompañar carnes, pescados, aves, ensaladas o sopas. También se preparan condimentos con el sésamo ligeramente tostado, como el “gomashio” japonés («goma» significa «sésamo» en japonés),

Chef añadiendo sésamo al sushi

Cuando las semillas de sésamo se consumen sin tostar, se espolvorean en ensaladas o pueden añadirse al sushi o al muesli del desayuno, como es el caso del Erb-Muesli.

El sésamo también es muy popular en la elaboración de dulces y postres, como sucede en Europa del Este con el “halva”. En Estados Unidos encontramos gofres con sésamo (benne) y, en México, el sésamo es uno de los ingredientes de una salsa el “mole poblano”.

Como producto elaborado, se utiliza como aceite de sésamo, muy frecuente en la cocina asiática. Si se añade un poco a una ensalada o guiso dará un sabor con un toque exótico. Para freír, además de caro, puede resultar de sabor demasiado intenso.

Otra forma de consumo es la pasta de sésamo, la más frecuente es la tahina libanesa (pasta de sésamo integral) para preparar humus. La pasta de sésamo china es utilizada para dar sabor a guisos.

¿En qué recetas utilizas las semillas de sésamo?

Busca en nuestro blog puede que te interese alguna cosita.

Tenemos algunos post que te pueden interesar.