Bistrot Bilou, un barcelonés afrancesado.

Portada restaurante Bistrot Bilou

De Postre Marketing

Nadie conoce tu restaurante mejor que tú.

Pero nosotros podemos hacer que marques la diferencia.

Desde un principio parece claro el espíritu de Bistrot Bilou: cocina tradicional francesa. Pero la realidad es que en la carta se observa un mestizaje entre las cocinas francesa y catalana, con guiños entre ambas.

Al frente de esta propuesta están el Chef Eric Basset junto con su socio el bartender Dany Martin. Juntos abrieron hace años una coctelería clandestina Bobby’s Free, tras una barbería vintage, con gran aceptación.

Justo en el local de al lado, abrieron este bistró en octubre de 2019. Según declara Basset «Yo quería hacer un bar de vinos, embutidos y quesos, pero con Alex Clotas, el jefe de cocina, nos liamos». Desde ese dejarse liar, su propuesta se basa en recuperar los sabores contundentes de su infancia.

Éric Basset nació en Montpellier y está afincado en Barcelona desde hace más de 30 años. Se formó en la prestigiosa escuela Ferrandi de París y empezó su carrera en el parisino Plaza Athénée y en Le Meurice. Una vez en Barcelona, fue exjefe de cocina del Caelis de Romain Fornell.

Fachada principal Bistrot Bilou

El inicio de Bistrot Bilou fue un gran éxito, pero antes de poder disfrutarlo tuvieron que cerrar por el confinamiento. Después de seis meses cerrados reabrieron el pasado mes de octubre, justo un año después del comienzo.

Su carta es reducida y Basset la define como “llena de coherencia, recetas bien hechas y pensadas».

Paté en croute de Bistrot Bilou

Uno de los iconos de la casa es el “pâté en crôute”, una receta tradicional de la cocina francesa, que sólo encontraremos en dos o tres restaurantes en Barcelona. Consiste en un paté cocido al horno, elaborado con foie gras, papada, panceta, espalda de cerdo, pollo, hígado, trompetas de la muerte, salvia, cebolla confitada, pistacho, acompañado de “gelée” de oporto y armañac, recubierto con hojaldre. Según comenta Basset, “tardamos 24 horas en preparar la terrina”. ¡Puro arte culinario!

Pithivier de Bistrot Bilou

Otro imprescindible es el Pithivier “patata y Comté” con trompetas de la muerte y puré de celerí. Se trata de un hojaldre relleno. Originalmente es una receta dulce, rellenos de crema a base de almendras, pero en esta versión salada es sencillamente impresionante.

Una muestra de los guiños franco-catalanes es el bacalao a la llauna con “ratatouille”. Sencillamente espectacular. ¡La ratatouille se podría comer sola!

Baba al ron de Bistro Bilou

Si se consigue llegar a los postres, hay que probar el Baba al ron, con chantilly de mascarpone y vainilla. Delicioso, bien hecho de acuerdo con la receta de Pierre Hermé.

Al finalizar la comida, se puede degustar una selección de digestivos o cócteles de la mano de Dany Martin, que de esto sabe mucho.

Sala de Bistrot Bilou

En el local hay muestras de su autenticidad conservando la vajilla de Limoges de su abuela, del amor a la profesión con el asador de pollos de Can Fabes, que compró en una subasta con otros utensilios de Santi Santamaria.

Se han adaptado a los momentos tan complicados que estamos viviendo, mientras el jefe de cocina Àlex Clotas está en los fogones, Basset sirve las mesas y aconseja a los comensales. Demuestran su capacidad, profesionalidad y espíritu luchador, ¡chapeau!

La visita a Bistrot Bilou está más que justificada, se come y se bebe de lujo y, además, como hemos manifestado en varias ocasiones, es el mejor reconocimiento que podemos hacer a los restauradores que están viviendo estos tiempos tan difíciles.

Busca en nuestro blog puede que te interese alguna cosita.

Tenemos algunos post que te pueden interesar.