9 Consejos para diseñar la carta de tu restaurante

De Postre Marketing

Nadie conoce tu restaurante mejor que tú.

Pero nosotros podemos hacer que marques la diferencia.

La carta de tu restaurante es la presentación ante los comensales, es tu canal directo para vender y es una de las herramientas de marketing más fuerte para atraer y retener clientes.

Las palabras tienen mucho poder, en anuncios, prensa o conversaciones, marcan la diferencia entre una sonrisa o un gesto de disgusto, entre una venta o una pérdida.

Carta de tu restaurante. Conviértela en una carta digital

Puede parecer imposible describir una sensación y provocar emociones mediante palabras impresas en un tiempo limitado, describir algo de la manera correcta y que al mismo tiempo resulte tentador o irresistible. No te preocupes, te vamos a explicar cómo hacerlo.  

Antes de ponerte a pensar en el diseño de la carta de tu restaurante propiamente dicho debes analizar y conocer tres puntos básicos:

Conoce a tu cliente. Quién es tu cliente, cuál es su estilo de vida y qué le gusta.

Conoce a tu competencia. No hay que inventar nada. Analiza a tu competencia y aprende de sus errores y aciertos.

Conoce las tendencias. Te ayudará a ser creativo, a innovar y a diferenciarte de la competencia.

Gente sacando fotos a tu carta de restaurante
People sharing food photos on mobile phone

Antes de encontrar las palabras, piensa en las principales sensaciones relacionadas con la comida, apariencia, textura y sabor.

La apariencia de un plato es casi tan importante como el sabor, recuerda que debe “entrar por los ojos”. Si la carta de tu restaurante no tiene fotografías de tus platos, la apariencia se puede describir con palabras como blanqueado, caramelizado, asado, colorido, fresco, frito, verde, tostado, etc.

La textura es un poco más compleja, ya que la sensación en el paladar es crítica para la aceptación o rechazo de un plato. Las palabras adecuadas serían algunas como mantecoso, cremoso, crujiente, delicado, esponjoso, con cuerpo, jugoso, suave, suculento, blando, etc.

El sabor es la sensación más importante a describir, utiliza los cinco sabores primarios. También se pueden nombrar ingredientes intensos como ajos o curry que ayudarán a proporcionar una idea del sabor general. En este sentido se deberán utilizar palabras como amargo, sabor a ajo, rico, salado, sabroso, agrío, dulce, ácido, etc.

En resumen, utiliza palabras reconocibles para atraer la atención del cliente, comunes para describir la comida de una forma sencilla y lo suficientemente especializadas.

Ahora sí, ya tienes la información necesaria para diseñar la carta de tu restaurante y describir correctamente tus platos con estos sencillos consejos:

  1. Depura al máximo tu carta, no es aconsejable tener más de 30 platos y no más de cinco categorías. Descarta los platos que no tengan demanda o no sean rentables, selecciona tus platos en cuanto a calidad, rentabilidad y popularidad. No es cierto el mito de cuantas más opciones mejor.
  2. Tu carta ha de estar bien organizada para que tus clientes elijan más rápido y sin ansiedad.
  3. Destaca tus platos estrella, tus especialidades o tus creaciones originales han de resaltar suficientemente, son tu signo de identidad. Si haces unas croquetas “gloriosas”, presume de ellas describiéndolas como “Nuestras divinas croquetas”.
  4. Pon nombres originales y creativos, pero no cambies radicalmente su nombre tradicional. Recuerda que el objetivo es que tu cliente se sienta tentado y para eso ha de saber y hacerse una idea de lo que está leyendo. Por ejemplo, en lugar de “Pies de cerdo con alioli”, puedes escribir, “Pies de cerdo con suave alioli de ajo confitado”.
  5. El nombre del plato ha de resaltar si tiene un componente artesanal, casero, étnico, nostálgico, ecológico, etc.  Esto llama la atención y se convierte en una opción de mayor valor. Por ejemplo, en lugar de “Lentejas estofadas” puedes escribir “Lentejas estofadas de la abuela”.
  6. La descripción ha de ser detallada corta y directa, pero muy tentadora. Por ejemplo, en lugar de “Hamburguesa de ternera con bacon y queso blanco” se puede describir como “Sabrosa hamburguesa de ternera con crujiente de bacon y queso blanco fresco”. Describe más detalladamente los platos que deseas vender más y en algunos platos es recomendable añadir el peso, las unidades o cantidades de la ración.
  7. No centres la atención en los precios, tus clientes han de fijarse sólo en la comida. Los platos bien descritos tienen un valor para el cliente que no le importará pagar por él. Los precios no han de aparecer en negrita ni con el símbolo de €, y no ordenes los platos por sus precios.  
  8. Si utilizas fotografías, las imágenes han de ser reales y mostrar tus platos tal como son, que enamoren y estimulen los sentidos de tus clientes, pero no debes crear ni vender falsas expectativas.
  9. Mantén tu carta actualizada, quita los platos que ya no ofreces y añade los platos de temporada, las sugerencias o menú del día. Asegúrate de que los precios estén actualizados.

La carta digital se ha convertido en imprescindible con las medidas de la pandemia. Aprovecha el momento para tener una carta digital interactiva, no una imagen de tu carta física. Ha de ser una herramienta que te permita tenerla actualizada en dos minutos sin tener que reimprimir. Renueva tu carta y aplica estos consejos de neurociencia aplicados al gastromarketing que te ayudarán a aumentar las ventas.

Si lo ves complicado o no tienes tiempo, déjalo en manos de profesionales. Podemos hacerlo por ti, contacta con nosotros.

Busca en nuestro blog puede que te interese alguna cosita.

Tenemos algunos post que te pueden interesar.